Mi sitio de blogging y otras informaciones que comparto

Más reciente

Hollow Minds – Reflexión

O sea no, no me puedo ir a la cama sin decirlo. Estoy impresionada, atónita, ni sé como estoy, un emoticón? Así más o menos –> O.O!

Lo que acabo de ver hace rato, a lo mejor estoy pasando por uno de esos momentos hormonales y quizás lo esté exagerando pero me llamó mucho la atención y tengo que escribir algo al respecto y a todas mis anchas.

Todo comenzó de manera muy inocente en un enlace compartido de Facebook de uno de mis amigos agregados. Trataba sobre una presunta “explicación” sobre el auge de un “nuevo” meme en las redes sociales, entre los usuarios venezolanos. El venezolano tiene la costumbre (o mala costumbre, para mi gusto) de “prostituir” cuanta cosa sea medio chistosa o curiosa o “única” (ésta última, deja de serlo inmediatamente) hasta al punto en que lo llevan a lo “rentable”, como es el caso de las franelas con personajes de caricaturas que ahora se ve en los buhoneros de por doquier (Nota para los wannabe-hipsters: Sí chiquillos, buhoneros, no crean ustedes que las sacaron de una boutique de Hot Topic o una vaina así), entonces empezó la oleada de cierta viñeta gráfica en cualquier cantidad de plataformas, FB, TW, BB Msn, etc.. El artículo de prensa en el enlace en cuestión trataba sobre una fulana entrevista a quien se le “atribuye” el origen de dicha viñeta, con el propósito de averiguar cómo se hizo tan popular.

El asunto es que un amigo y yo -nuevamente, de manera inocente- comentamos en dicho enlace que la figura no era del todo original y que tenía tiempo rodando en la web, como bien lo explica el sitio web de knowyourmeme.com, una aclaratoria burda, común y silvestre.

Lo que vino después fueron comentarios que me pusieron así –>  .. O sea una respuesta que si, nosotros eramos unos envidiosos y tal porque el chamo hizo eso y “uno no” .. O sea incluso ahorita que lo escribo tengo la misma cara, coño somos gente que está en una universidad, esa vaina de “tienen envidia” me parece tan fuera de lugar y tan ilógico que siento que pierdo mi tiempo recordando eso.

Mi primera reacción (como siempre yo, nunca dispuesta a poner la otra mejilla), fue que, coño, qué envidia puede tener uno de algo así? Nojoda uno que anda pendiente de otras vainas, de trabajar, estudiar, velar por sus intereses y preocuparse por cumplir las metas que uno tiene planeadas, envidiar la “popularidad” de una viñeta que fue “concebida” producto del OCIO? Por favor chico! Y comenté que bueno que YO preferiría que me reconocieran por una tremenda tesis o una vaina más productiva que por una “pendejada” (sí, así la llamé) así, habiendo tanta gente que hace cosas admirables y que pasa desapercibida, por Dios. Envidia? Envidia le tendría yo al joven Alexander Mora, quien tuvo el HONOR de ser el representante de la Universidad de Oriente y FINALISTA en el Concurso Odebrecht 2011 por presentar un proyecto en el marco temático del “Desarrollo Sustentable”. Coño, ORGULLO, y envidia SANA pana, eso sí es una vaina productiva y satisfactoria, por la que vale una inmensidad ser reconocido, y que merecidamente lo fue. Pero simplemente la gente con la que interactué hoy tiene otra mentalidad y esa mentalidad es el centro de lo que quiero hablar en este post.

Con ese comentario prendí la candela de las antorchas con las que me querían quemar, ay cuidado, tu tesis va a ser arrechísima, cuidado y te la enmarcan y te hacen una entrevista en yo no sé donde, y -el comentario más RIDÍCULO de todos- “Cuidado y llegas a Trending Topic“. Cuando leí eso último lo que dije fue “Maldita sea, que cagada…“.

Lamento de verdad lo deplorable del lenguaje con el que me estoy expresando pero es que simplemente no HALLABA otras expresiones para expresar mi decepción tan grande.

¿Qué es lo que me quieren decir con eso? O sea que si llegas a Trending Topic es que eres alguien, si te entrevistan es que eres alguien, si sales en TV es que eres alguien, si tienes 864213563 seguidores en Twitter y tienes el Facebook explotado de “amigos” es que eres “la merma”. ¿Qué qué? Pana, o sea los miles de seguidores en redes sociales, ni las entrevistas ni la maldita popularidad de hacen mejor persona o “más arrecho” que nadie, perdóname pero discúlpame, porque esa es una vaina muy relativa, hasta las plastas de las plastas tienen una popularidad arrechísima y siguen siendo plastas. Pero lo que más me duele es que intenten utilizar eso como termómetro o como una herramienta para disminuir o inferiorizar al otro por no tener ese “impacto social“.

Fue allí cuando caí en cuenta y vi que tenía ante mis ojos el más claro ejemplo de soberbia, egolatría, vanidad y superficialidad que me haya encontrado en mi vida hasta el día de hoy. Me he cansado de repudiar y de rechazar el deterioro social que hemos venido sufriendo a causa de esos vicios que nombré al principio pero nunca había materializado ninguna experiencia sino que todos mis argumentos habían sido basados meramente en observación, pero lo de hoy fue ya de primera mano.

Qué deprimente no? Y no lo voy a negar pasé un rato en “shock” por decirlo así y tratando de cuadrar una respuesta de manera que me hiciera entender lo mejor posible pero simplemente no pude, tardé casi una hora en escribir un comentario y me quedó horrible pero bueno tenía que hacerlo, y por eso estoy aquí en este momento porque mi idea no acaba allí. Y lo confieso a mí me dieron hasta ganas de llorar porque no lo creía. Nunca espero siempre tener la razón, eso sería ser necio pero ver la manera tan desagradable de responder que tuvo esa persona, echando en cara toda su “grandeza” y “atención” obtenidas por su “proeza” mientras los demás son unos simples mortales que no tienen vida social y que serán unos “Vírgenes a los 40” -otra oleada de comentarios estúpidos-. Fue indignante.

Y de tanto pensar y pensar fue que me vinieron a la cabeza otras reflexiones sobre eso de la superficialidad y la vanidad. Que recuerdo esos “sermones locos” que nos daba ese señor en Mérida y pues me digo “cómo tenía razón ese hombre”. Una sociedad que no piensa, cada vez menos cerebro y más imagen y “estatus“, modas, materialismo. No importa quién eres sino lo que tienes, aunque muchos se las tiren de poetas citando a Neruda, Coelho y cualquier cantidad de intelectuales que lastimosamente, la gran mayoría de las personas que los leen a ellos no son dignas de hacerlo (y no pretendo decir que yo sí lo soy, no me da pena decir que no me apasiona leer novelas ni libros así), simplemente porque NO practican lo que predican.

Es que ahora el entorno juvenil gira en torno a un “marco social” predefinido, es como una tribu o un credo, tienes que cumplir los requisitos para “mantenerte al día” o sino quedas al margen, tienes que vestirte así o así, pobre de la chama que no se maquille hasta el último poro o que se le caiga una gota de tinte (le da el ataque), o que se haya puesto el vestido de hace dos meses, tiene que ser perfecta porque esa es la única manera de atraer a algún chico, que a su vez ellos también se han convertido en otra especie de mujeres porque andan en lo mismo, que si el peinado, que si la ropa de tal marca, los lentes o el carro con los accesorios arrechísimos, y la cabeza completamente vacía.

Estoy haciendo un mal en generalizar, pero ese es el problema, que lo malo abunda y lo bueno escasea. Pero el que se pica es porque ají come y si alguien se siente aludido(a) es por algo.

Dónde quedó el altruismo, hacer el bien sin mirar a quién, la proyección de la verdadera belleza natural y la aceptación de la imperfección humana?. Cientos y miles de tweets citan la broma de “ver la belleza en la imperfección” pero “estoy gorda”, “no me gusta mi nariz”, “me las quiero operar” .. Y entonces?

Dónde queda la sustancia? Por qué el pensamiento progresista, sólido, racional y diferente es echado a un lado por la juventud contemporánea? “Quédense tranquilos no se den mala vida por unas minorías” decía uno de los comentarios. Caramba, me encanta ser minoría entonces, no quiero formar parte de esa podredumbre carente de pensamiento y pendiente de qué tan popular soy y de qué forma puedo ser superior a los demás.

No soy santa, soy terca, arrogante por decisión y por diversión, entre otras cosas cuestionables de mi personalidad pero, si algo he aprendido en mi paso por la universidad y que nunca es tarde para reconocerlo es la igualdad en la calidad humana y el reconocimiento de las aptitudes y cualidades de cada quien, pero para mí sigue siendo inaceptable esa manera tan retrógrada y vacía de pensar, me desalienta y me deja mucho que desear.

No tengo seguidores artificiales, no los quiero, e incluso retiré el comentario donde dije lo de “es preferible ser reconocido por algo más productivo”, porque no quiero caer en esos vicios ni en esa forma de pensar, prefiero entonces el anonimato, y los 3 o 4 “pelagatos” que están a mi lado y que forman mi “pobre vida social” como lo quiso llamar, para estar allí por ellos y ayudarles cara a cara y EN PERSONA todo lo que pueda, dedicarles por completo mi atención sin esperar nada a cambio, sólo su amistad y su cariño que me devuelven incondicionalmente y que me llena por completo, pará que miles? si en mi corazón sólo pocos son suficientes. Que si “Virgen a los 40”? A mucha honra, son otros los que toman eso como insulto porque andan pendientes del faranduleo y el “chanceo” porque hay unos o unas que se mueren si no tienen un pegoste, no me da pena decir que no tengo ni he tenido novio y no está en mis planes, sólo en los de Dios porque eso es algo que no se busca, los que buscan son los desesperados.

Últimamente, las personas que sí me siguen y que me respetan, por muy pocos que fuesen, un INFINITO agradecimiento, porque son esas personas las que te inspiran a trabajar más y mejor y a tratar de mejorar para dar el mejor ejemplo posible, GRACIAS.

Pero tengo algo que agradecer, el haberme hecho reflexionar y afianzar un poco más quién soy y cuáles son mis objetivos, calidad sobre cantidad, humildad sobre arrogancia (pero no crean que por eso voy a dejar de ser chocante, ja ja, es que me divierte mucho jugar con la paciencia de otros, sobre todo los tira piedra <3). La popularidad, se las dejo a los políticos y a los wannabes, ya que son los que con más desespero la necesitan.

Auf wiedersehen und schönen Dank.
Andreina

Toxicity

Guten Abend. La semana pasada (2010) me tropecé con un video de un fan de World of Warcraft haciendo una pregunta a los desarrolladores y que los dejó en ridículo porque el chico probó saber más de la historia que los mismos creadores.

YouTube es una grandísima red de videos y es un sitio obligatorio prácticamente para todo internauta, se pueden compartir videos y comentar aquellos que ya existen, lo bueno es que un video puede dar luz a un debate entre los usuarios y enriquecer el proceso de información, culturización, etc., lo malo es que en el 75% de las veces, no es a eso a lo que se llega.

Nunca falta que uno ve un video y entonces en los comentarios siempre hay una pelea, y eso a mi me aleja de comentar, lo hago poco, pero con el video del chico de Warcraft simplemente tuve que decirlo.

Solamente porque el chamo sabía bien la historia y es un gran fanático del juego la gente le caía encima diciendo que es un retardado, un estúpido y otro tipo de insultos. Fue ahí donde decidí decirles de una vez que la mayoría de los estadounidenses “nacen” para meterse con las personas y que no me sorprende la alta tasa de suicidios por lo que llaman “bullying” (seis diarios segun este reporte). Más asqueante fue la situación para mí al ver como muchos se mofaban de su condición de Asperger, ¿a dónde hemos llegado?.

He dicho varias veces en mi entorno de amigos que no me gustaría vivir en los Estados Unidos, es un lugar bonito y es una potencia mundial pero simplemente la toxicidad de su sociedad es suficiente para desvanecer mi deseo de residir allí algún día. Es cierto que no todas las personas son así, estoy pecando un poco al generalizar pero uno no puede evitar desarrollar su punto de vista basándose en las cosas que ve y escucha día a día.

Me molesta la constante necesidad de ellos de “etiquetar” a las personas, me parece uno de los países más racistas, y vaya qué contradictorio suena eso cuando ellos mismos son una mezcla de todo. Obama el “primer Presidente negro“, ¿Y qué? Eso va a ser que gobierne mejor o peor?, es estupidísima la etiqueta, francamente. Los mismos negros se ofenden porque si les niegan algo u ocurre algún inconveniente en algún establecimiento “es porque soy negro verdad?”, qué hipócritas de ellos acusar a los blancos de las cosas que les pasan cuando ellos mismos alimentan ese racismo. Los latinos también son blanco de los intolerantes, aunque se ha disminuido la cosa en ese aspecto. Lo mismo ocurre con las religiones, especialmente la musulmana, que ahora por culpa del 9-11 se ha empeorado la cosa, y ni hablar de la población homosexual, son el plato favorito de los trolls en internet.

Volviendo al tema, es que la gente tiene esa mala concepción de creer que porque están escondidos tras un monitor y un teclado pueden hacer y deshacer lo que les da la gana, alegando “libertad de expresión”, cuyo significado han retorcido hasta más no poder; tú puedes expresar lo que tu sientas y desde cierto punto está bien pero es que simplemente hay gente que se dedica a agredir sistemáticamente a los demás cuando no comparten su opinión y a alimentar la intolerancia y repelencia en los demás. Presten atención, es “LIBERTAD de expresión” no “libertinaje de expresión”

Es mucho más fácil esparcir lo bueno que lo malo, y es uno de los aspectos negativos de la globalización a través de la Internet, y ha sido así aún antes del siglo XXI, no sé como dice el dicho pero hay una idea que hace referencia a cómo un rumor se esparce miles de veces más rápido que una verdad, y es así. Entonces en vez de aprender a apreciar la interactividad entre personas que se encuentran en otros lugares y a intercambiar cultura, nos hemos dedicado a fomentar el odio y a distorsionar las cosas buenas que tanto trabajo ha costado forjarlas.

Lo que me preocupa no es la existencia de esa toxicidad por sí misma, sino qué mecanismo hay para revertir esto? Qué hacer? Francamente, no tengo la menor idea, es muy fácil hablar de querer cambiar al mundo o pues recomendar educar mejor a las personas o qué se yo, pero cómo cambiar algo que está presente en miles de millones de personas a lo largo del mundo? Es virtualmente imposible hacer un cambio tan grande, y es frustrante ver cómo tantas personas son víctimas de abuso verbal y psicológico, la gente puede pensar que no es tan malo pues no hay ningún daño físico, pero la mente no cicatriza, los recuerdos persiguen y no se pueden borrar a voluntad, de allí la recurrencia de algunos a quitarse su propia vida, pues sienten que no valen nada y no tiene sentido vivir así, algo lamentable.

Tengo la tendencia de escribir una entrada en el blog para quejarme o para criticar algo que acontece, pero creo que el punto principal de cada uno de esos posts no es la crítica, sino una reflexión y un llamado de conciencia, yo tengo esa esperanza de que con lo que yo escriba o diga la gente entienda lo que sucede, por qué podría estar sucediendo y qué se puede hacer al respecto, muchos nos hacemos los ciegos y pasamos por alto todas esas cosas que se han vuelto mundanas o creemos que no aparentan hacer daño alguno, pero la constante reiteración y omisión de correctivos hace que el humano entienda que eso que hace “no es malo” y siga empeorando las cosas hasta el punto de no hay vuelta atrás.

Ya que ya mucha parte del daño está hecho, hay que empezar por impedir que la práctica se siga extendiendo de generación en generación a la misma vez que se intente convencer a la gente que actualmente realiza esas prácticas de que no son las maneras. Un último “OJO”, los juegos en línea, los MMORPG, que ahora pequeños niños empiezan a jugar más seguido son esa “batuta” que hace creer a los jóvenes que pueden hacer y decir lo que ellos quieran e insultar a quien quieran, y los empieza a convertir en “trolls” y “bullies” desde pequeños. Si no me creen pues vayan al ciber-café más cercano a ustedes, que tenga juegos en línea y muchos niños, y observen por ustedes mismos cómo ellos se expresan y actúan, apenas pisan el 3er grado y ya dicen cualquier cantidad de groserías y expresiones obscenas. Toxicidad desde la niñez, y créanlo que eso lo aprenderán mucho más rápido que lengua y matemáticas.

Auf wiedersehen
Andreina

Why I am Excited about the Nokia World 2011

I am excited about the Nokia World 2011 because the world will see there that Nokia is not off the radar and is more than ready to show us what it’s really capable of. I’ve been following carefully their announcements and I think that their new phones, both Symbian^3 and Windows Phone 7, and technology such as the revolutionary NFC will all put the world pretty much on our hands. I’ve been a fan of Nokia since 2002, my dad bought me a 5125 for Christmas and since then I’ve only had Nokia phones and I’ve been patiently waiting to see which one will be my next, I just can’t decide, N8, N9, E6, Sea Ray? I love them all. If I could go to the Nokia World I’d be thrilled to live an unforgettable experience, and feel proud that both Latin America and Venezuela will have someone to represent them there. Nokia is alive and kicking and I would love to see the revolution with my own very eyes. Can’t wait!

I’ll leave you guys with a small collage of the phones I’ve had, which one will be my next? Hope to find out at #NokiaWorld!

Andreina (@edflinkinp)

Pena de Muerte

El título lo dice todo. Es un asunto controvertido y delicado cuya discusión levanta debates éticos y religiosos, pero de momento no voy a debatir porque para eso se requieren 2 personas o más, y no es el caso en este momento, sino que voy a dar mi punto de vista y de allí dependiendo si alguien tiene alguna opinión al respecto es que surge el debate.

La pena de muerte ha sido una de las sentencias con más presencia a lo largo de la historia, no porque se aplicare a menudo sino que se remonta a tiempos primitivos, en las primeras civilizaciones y ejecutadas por quienes estuviesen a la cabeza de las mismas, algunas veces en búsqueda de justicia, y el resto de ellas por caprichos del gobernante. Demás está decir que en aquellos tiempos dominaba la barbarie en la sociedad en vez de la razón, sólo el tiempo, con el esparcimiento de la educación en los pueblos y el surgimiento de las democracias fue que se empezaron a crear órganos más complejos para administrar la llamada “justicia” y empezó a haber cierta evolución en cuanto a los castigos que recibieran los transgresores a las leyes. Actualmente la Pena de Muerte ha sido abolida en la gran mayoría de los países del mundo, y sólo un puñado la siguen aplicando. Si me preguntan, pues yo creo que habría que traerla a Venezuela, pues considero que hace falta.

Yo en lo personal estoy de acuerdo con la existencia de este tipo de sentencia, y de allí donde surge el conflicto ético-religioso, ¿Con qué derecho puede una persona matar a otra? ¿Acaso no está entre los mandamientos el ‘No Matarás’?. La respuesta es relativamente sencilla, pero no necesariamente completa: Lo que es bueno para el pavo, también lo es para la pava, no creen? Asesinos, violadores, sicarios, mafiosos, son personajes crueles, sanguinarios, sin respeto por la vida humana, no consideran ustedes que ese tipo de personas necesitan una cucharada de su propia medicina? La tendencia ahora es creer en la rehabilitación y que con un tiempo de cárcel se puedan corregir las conductas delictivas de los mencionados, no siempre es el caso. También he escuchado varias veces eso de “varias cadenas perpetuas”, como para qué? El(la) tipo(a) muere en prisión, y entonces? Cómo cumple las otras “sentencias”? Ridiculez más grande.

Antes de pasar al plano ‘Venezuela‘, quiero comentar sobre lo de la rehabilitación, es cierto, un porcentaje de los presos logran recapacitar y asumir sus errores, así como también buscan una vez libres la reinclusión en su entorno social y un “borrón y cuenta nueva”, esos son los mejores de los casos, que incluso dan gusto pues, hay que alegrarse por eso, porque a la final todos somos humanos y merecemos una segunda oportunidad. Pero OJO, SEGUNDA OPORTUNIDAD!, hay seres que simplemente no tienen reparo, matan, cumplen sentencia, salen y vuelven a matar, se rehúsan a librarse de esa conducta antisocial que tienen profundamente fijada en su persona, entonces, por qué seguir poniendo en riesgo a la sociedad por mantener la vida de una persona que no tiene reparo? Saben, a veces hay que sacrificar a unos pocos por el bienestar de muchos, sin importar el viejo dicho de “el bien no justifica los medios”. Es la triste y cruel verdad.

Ahora sí, entrando en el ámbito local, por qué Venezuela necesita la pena de Muerte? Pues porque esta sociedad ya está acostumbrada a la impunidad, a tal punto que ni siquera la cárcel es un mecanismo correctivo para los delincuentes. En ciertos países, este recinto se conoce como “Correccional“, pues la cárcel venezolana no tiene nada de correccional, más bien es un ambiente mucho más hostil que las calles más peligrosas que hayan acá, donde existe igual o mayor violencia y donde los efectivos policiales no ejercen ningún tipo de autoridad, son una burla para los presidiarios. Incluso es muy común ver hoy en día como la policía atrapa a un antisocial in-fraganti, se lo llevan y al rato lo sueltan, no sé si será por la crisis carcelaria donde no hay suficiente infraestructura para alojar tanta gente, o simplemente porque son cómplices y corruptos (creo que ésta última es la que más se adapta). Entonces no hay mecanismo para controlar la delincuencia de manera tangible, no se supone que el propósito de la bendita cárcel es servir de escarmiento y preparación del recluso para su rehabilitación y reincorporación en la sociedad? Lo único que están haciendo los ex-presidiarios es reincorporarse, sin mostrar ningún tipo de signo de reflexión y recapacitación, por lo que hay que tener por seguro que si la persona ingresó por haber asesinado a alguien, va a volver a matar cuando salga.

Como ya el país se ha convertido en la fiesta para la delincuencia, pues qué mejor manera de poner mano dura que aplicando la pena de muerte? Así es, y OJO nuevamente, no tiene que ser por cualquier estupidez, pero si de manera sabia, donde no haya ninguna duda de la culpabilidad del transgresor, cuando vean que la cuestión es seria ya un malandro debería tener la suficiente inteligencia que si delinque y lo atrapa, no sólo va para el bote sino que va a la fosa. Lamentablemente es una de las pocas alternativas que le quedan a este anárquico país de empezar a drenar el veneno que ha infectado a la sociedad, sin mencionar el pobrísimo Sistema Judicial venezolano lleno de juicios engavetados y retardos procesales que llegan fácilmente entre los 5~10 años. Yo bromeo frecuentemente que para arreglar al país es necesario que “caiga una bomba atómica”, pues para mí una parte de esa bomba atómica es la pena de muerte.

Entrando al tema religioso, algunos se preguntarán: Cómo puedo estar yo de acuerdo con este tipo de medidas y a la vez considerarme católica? Bueno ni tanto, capaz la gente debe pensar que yo soy atea o algo así ja ja, pero no. Vean, es un asunto complejo, yo soy partidaria de que uno puede vivir su fé como quiera, tal vez me equivoque pero yo tengo la idea de que Dios nos dio el libre albeldrío y somos nosotros los que tenemos que ir hacia Él, sin embargo es obvio que en ese libre albeldrío hay personas que sí acuden a Dios y otras no. Todos somos pecadores, ningún ser humano es perfecto, pero hay que tener en cuenta que no puede existir el bien sin el mal, como dije algunos párrafos arriba, a veces hay que sacrificar a unos pocos por el bien de una mayoría, esa es una frase que me comentó mi papá y tiene toda la razón. Sinceramente ¿Qué logra uno con perdonar la vida de un depravado, loco, asesino? Que mueran niños, mujeres, personas inocentes, y entonces? Yo prefiero que me critiquen por apoyar medidas drásticas como esta, porque yo prefiero ser partidaria de la solución y no seguir dándole cuerda al problema. ¿Qué pensará una familia al saber que su ser querido ha sido por ejemplo, la 5ta víctima de alguien? ¿No podría haberse evitado? Por supuesto que sí, hay que saber entender cuándo una persona tiene intenciones de asumir sus responsabilidades y corregir su conducta, pero si sigue reincidiendo en lo mismo lo que se está haciendo, en vez de ayudar lo que hacen es exponer a la sociedad.

Para cerrar concluyo con lo siguiente: La pena de muerte es una medida necesaria, pero no aplicable a todos los casos, es necesario analizar cuidadosamente tanto la firmeza de la sentencia, que se demuestre de manera expresa la culpabilidad del sujeto (para evitar cosas como esta y que lleven a otras como esta) y asegurarse de que no exista evolución psicológica positiva: Si es un caso perdido, adelante. Y cuando la sociedad entienda la firmeza del sistema judicial (que tienen que depurarlo de pies a cabeza), los índices delictivos deberían disminuir con el paso del tiempo. Ya yo estoy harta de tanta impunidad y de ver cómo se ha incrementado el nivel de violencia, los malandros se están adueñando de nuestro país, tanto los de la calle, como los bandidos con corbata.

Auf Wiedersehen.
Andreina

Liderazgo..

Es difícil hablar de la palabra liderazgo sin que ésta pueda ser interpretada aunque sea por un momento en un contexto político, qué desgracia, a lo que se ha reducido este país, a la habladuría de palabras vacías y la desaparición del discurso intelectual.

Algo que me choca a veces del entorno que me rodea es la creciente apatía por hacer las cosas, el venezolano es cada vez más fresco, quiere trabajar menos y cobrar más, o mejor dicho, no quiere trabajar y Dios libre que se pelen en un céntimo de su pago, aunque ese concepto de frescura no aplica nada más al ámbito laboral, es un veneno que se ha percolado más profundamente en el ciudadano común.

El deterioro social es un fenómeno que está ocurriendo a nivel mundial, basta con sólo encender la televisión y comparar lo que hay hoy en día con lo que había antes para darse cuenta. Pero lo alarmante para mí es ver como en Venezuela eso ocurre con una mayor rapidez, al menos esa es la impresión que me da. Se preguntarán por qué estoy hablando todo esto cuando el tema original trata sobre el liderazgo, pues les explico:

El ciudadano hoy en día es tan apático, que cualquier persona que mueva un dedo lo ven como una eminencia o como que hace una cosa sobrenatural. Lo he vivido, o sea, yo tomo como un cumplido y estoy muy agradecida con el hecho que varios compañeros/colegas consideran que yo soy una persona que puede estar al frente en determinadas situaciones pero, lo que me parece negativo es que yo no considero que yo haga nada que sea fuera de lo común. Es cierto, requiere de repente un poco de sangre fría proponerse y cumplir una tarea ‘complicada’ pero siendo honesta, lo que he hecho yo es algo que puede hacer cualquiera. Entonces lo que quiero decir es que ese concepto de liderazgo se ha degradado un poco.

Yo veo como un líder una persona que sin necesidad de gritar es capaz de hacerse escuchar y que tiene la valentía de embarcarse en retos difíciles para lograr objetivos de interés colectivo. Si me preguntan, no creo que yo haya hecho algo fuera de lo ordinario como para considerarme líder de nada, sino que simplemente he tenido la boca para hablar y reclamar mis derechos que por Ley me corresponden y que considero que he cumplido mis deberes como para exigir justificadamente. La gente ha perdido la facultad de no dejarse pisotear y de exigir lo que merece, entonces se cala los atropellos y no hace nada al respecto porque ‘ay no es difícil’ o ‘no se puede’ o ‘de nada sirve’ .. Gente, tocar no es entrar, yo he tocado la puerta, y he entrado, si ustedes nunca mueven un dedo y ni se preocupan por velar lo que es suyo, entonces por qué se quejan?

Cuando una persona deja que se aprovechen de ella, y no reclama, entonces el que hizo la mala acción repetirá la misma conducta con otras personas y en la medida que las demás lo sigan permitiendo, entonces lo que están haciendo es dándole poder al otro. Entonces llega uno, el que dice que YA BASTA, y ahí es que vienen los flojonazos “si vale, es verdad a mi me paso eso no puede ser” .. Aah, entonces ustedes estaban de brazos cruzados como unos tontos pero cuando viene alguien que si tiene los pantalones bien puestos, de repente es un “lider”, lider por que? Porque hizo algo que bien podrías haber hecho tú, o él o yo? Estamos deteriorando la esencia de un calificativo bien importante.

Yo lo que quisiera, de pana y lo digo bien criollo, es que la gente deje de ser tan pajua, porque siempre están esperando que uno venga y haga las cosas, nadie tiene voluntad, y que se dejen de esos cuentos de esperar por el héroe de la película, yo sinceramente, no soy chavista pero cuando veo lo de la oposición y la manera en que hablan los de uno y otro lado me parece es hasta un acto de circo, cómo la gente es capaz de venderse por unas cuantas palabritas y porque hablan gritado así como si hablar más duro va a hacer que uno entienda mejor. Hay buenos prospectos a la presidencia pero a mi no me compran con esos discursos, porque sé que dicen lo que ellos creen que la gente quiere escuchar, y eso es un insulto, me parece así.

O sea el Liderazgo es algo que inspira, que mueve montañas, las personas que gozan de esa virtud tienen la capacidad de dirigir y coordinar pero no para beneficio propio, sino para el colectivo, son capaces de llevar una idea al éxito por supuesto con la ayuda de las personas que lo apoyan, porque el Líder es eso, la voz de un grupo, de un todo. Por favor no distorsionemos eso, hay cosas que puedo hacer yo, tu, cualquiera, pero que dada la tremenda apatía del medio entonces magnifican las cosas.. Otra cosa.. Que una persona esté al frente por cargo o sea el Jefe, no quiere decir que sea líder, el Líder no tiene seguidores obligados, los atrae, quien sea esa persona que cree que es Líder porque es “el chivo” o cualquier otra estupidez semejante, es un gran farsante. Y de esos si que sobran acá en esta tierra, impostores buscando el apoyo de las masas para propósitos mezquinos, no se dejen engañar.

Así que aunque sea una vez hagan algo, y dejen de estar esperando que los demás hagan las cosas, dejen la frescura.

Fachadas

Todos tenemos una fachada, querámoslo o no. Dentro de ese universo infinito que llamamos ‘mente humana’ existen diversos mecanismos de evolución, instinto, supervivencia y… Autodefensa? Nadie es 100% transparente, por muy santo o sincero que la persona diga ser, todos tienen algo que ocultar, y si bien sea para bien o mal, la realidad es esa.

Ahora que me pongo a pensar en lo que podría ser un concepto de ‘fachada‘ en el contexto en que lo presento, me surge una pregunta, pero antes de formularla me gustaría definir ese concepto. Pues, similar a como se usa en otros temas, la fachada es algo superficial, es aquello que nosotros mostramos a los demás, la imagen de quienes somos o por lo menos, de lo que queremos que ellos vean de nosotros, y es ésta última frase que genera mi inquietud. ¿No constituiría ella una forma disimulada de hipocresía? Sigamos con la discusión.

De repente algunos coincidan con este planteamiento, pero a otros les provoque inconformidad porque a la final, a nadie le gusta que le digan hipócrita, incluso nadie tendría las agallas para admitir serlo. Otros tal vez señalen tener causas justificadas para definir esa ambigüedad de comportamientos ante ciertas personas, definitivamente la fachada es algo que la gente evalúa de manera muy subjetiva y ‘exculpadora’, es decir, si lo hago yo es porque tengo razones pero si lo hace aquél es un doble cara.

¿Pero es bueno o malo tener esa fachada? Créanlo o no es un ‘mal necesario‘, y, si les soy sincera, yo quito el “mal” de la frase anterior. En primer lugar porque hay cosas que no son asunto de nadie, de momento una persona puede estar pasando por una situación difícil y no sea lo más adecuado que los demás tengan que enterarse, pero incluso acá tiene su desventaja, como ocurre en el caso de las víctimas de violencia doméstica o violaciones, donde la respuesta más sensata (pero la más difícil de ejecutar) es buscar ayuda. Sin embargo en cualquier otro caso fuera de los mencionados, es importante saber mantener la compostura ante la gente (a menos que sean seres de confianza, muy allegados) para no ser el objeto de pena ajena de nadie. “Que pasó? — Nada.”, ah, este intercambio de palabras, muy corto, seguro lo hemos tenido todos, así que ¿aún crees que nunca has usado una máscara?.

Segundo, la familia, y acá se presenta con mayor frecuencia en los jefes de la misma. Si ocurre un problema laboral, financiero u otro de mayor importancia, a veces estas personas no quieren preocupar a sus seres queridos y consideran que es mejor no levantar sospechas (al menos no, de momento). Lastimosamente la almohada es la que se tiene que tragar todas esas angustias (o hasta lágrimas), es un tipo de fachada que nadie puede antagonizar, pero fachada al fin.

Tercero, y allí es donde el término ‘hipocresía‘ empieza a merodear la zona. Todos conocemos o al menos ‘tenemos que lidiar con’ a alguien que, digamos, no nos alegra el panorama. La piedra en el zapato, la arruga en la tela. Siempre nos las damos de ‘valientotes’ y decimos que no comemos cuento pero, si cada quien de verdad hiciera lo que dice sobre la persona que le cae mal, siempre volvería a casa con moretones y ‘marcas de guerra’, por lo que en muchos de los casos hay que conformarse con el intercambio de palabritas, sarcasmo o la llamada ‘mordida de lengua’. Aunque sea por nuestra propia estabilidad mental, o física en dado caso, o simplemente para no hacer escenitas terminamos poniéndonos esa máscara dejando de lado nuestro ‘verdadero’ ser para mostrar algo diferente.

Ya de aquí en adelante si viene todo lo que es vil y nefasto, los oportunistas, las trepadoras, y demás bestias roñosas que se aferran al uso de su ‘fachada‘ (o varias, mejor dicho) para obtener beneficios a cualquier costo. Estatus, dinero, propiedades, trabajo, pareja, pare de contar!!. Como siempre es más fácil recordar algo por lo malo que por lo bueno, pero yo me he dado la tarea de recordarles, o mejor dicho de mostrar mi punto de vista al respecto, el uso de esa otra ‘cara’ que todos tenemos no es del todo malo, y de hecho hasta les digo que yo no creo que la hipocresía como tal sea mala, es necesaria, ¿por qué? por el simple balance que debe haber en nuestras vidas, no existe lo bueno sin lo malo, el asunto está en cómo utilizar esas cosas a nuestro favor.

Todos queremos reflejar a los demás lo mejor que podamos ser pero debemos hacerlo de manera sabía, sin apoyarse en la falsedad sino mostrar la mayor realidad posible de nuestra persona y saber guardar aquello que es privado, y dicho esto creo que queda más que claro que todos tenemos nuestra máscara en el armario, y que nosotros decidimos cuándo ponérnosla, no vale la pena rechazar el uso de algo que existe por mera naturaleza, a veces hay que apreciar esos aspectos más ‘ásperos’ del ser humano.

Bueno eso es todo por hoy, gracias por leerme!

Auf Wiedersehen.
Andreina

Un poco del Mundo de la Hidráulica, para compartir

Hola gente! Tiempo sin pasar por acá.. Seguro es una buena noticia que no me asome para hablar pestes porque mis post tienden a ser kilométricos ja ja, bueno, al grano. Tengo un trabajito que hacer para Seminario de Investigación, y en la recolecta de información me encontré un título de un excelente autor, el Ingeniero Juan José Bolinaga. Un gurú de la Ingeniería Hidráulica venezolana plasma en casi 1000 páginas una muy amplia gama de conocimientos sobre diversas obras hidráulicas, y que puede servir para aquellos compañeros que estén estudiando las materias de Ing. Hidráulica I, Ingeniería Hidráulica Avanzada e Ingeniería Sanitaria.

No he leido a profundidad este libro, apenas lo conseguí hoy pero se ve que es buenísimo así que no duden en añadirlo a su colección. Como siempre: Click derecho y “guardar destino como…

NOTA: Por cuestiones de limitación en mi servidor, tuve que dividir el libro en DOS partes. Se descargan las dos, y luego se le da a descomprimir en la PARTE UNO. (Utiliza WinRAR)

Auf Wiedersehen

DESCARGA PARTE 1

DESCARGA PARTE 2 

Click para descargar!

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.